Iowa Inaugura la Temporada de Primarias Republicanas

Trump es el claro líder, pero pueden surgir sorpresas.

Iowa Inaugura la Temporada de Primarias Republicanas

Trump es el claro líder, pero pueden surgir sorpresas

Opportunitas Advisors

Enero 11, 2024

El caucus de Iowa, que se llevará a cabo el lunes 15 de enero, marca oficialmente el inicio del proceso de nominación presidencial del Partido Republicano. Este proceso determinará el candidato que desafiará al presidente Joe Biden en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2024. El expresidente Donald Trump es el claro favorito en el proceso, ya que las encuestas lo muestran con una amplia ventaja sobre sus dos competidores más cercanos, la ex gobernadora de Carolina del Sur y embajadora de EE. UU. ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, y el actual gobernador de Florida, Ron DeSantis. De hecho, de acuerdo con el promedio de encuestas nacionales de las primarias republicanas realizado por Real Clear Politics, Trump lidera con más de 50 puntos sobre su rival más cercano.

Esta primaria republicana es diferente a las anteriores, ya que el favorito enfrenta numerosos desafíos legales a nivel federal y estatal en Georgia y Nueva York, derivados del incidente del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de EE. UU., acusaciones de fraude electoral en Georgia e incluso acusaciones de fraude empresarial en Nueva York. El impacto de estos casos legales en el proceso de primarias, al menos hasta ahora, parece ser insignificante, ya que los votantes republicanos parecen ignorar los problemas legales de Trump, según indican los resultados de encuesta tras encuesta. Sin embargo, aún queda por determinar qué consecuencias más amplias podrían traer los problemas legales de Trump en la carrera presidencial.

LOS CANDIDATOS

El campo de la primaria republicana comenzó con 14 candidatos, pero se redujo a cinco; cada uno representando diferentes espectros ideológicos dentro del partido.

 

  • Ron DeSantis. El gobernador DeSantis comenzó la campaña como el oponente más formidable de Trump, pero su presencia en el escenario nacional se ha debilitado desde entonces, en lo que los analistas han criticado como una campaña débil. Hasta ahora, su carrera se ha visto marcada por discordias internas que han resultado en cambios clave de personal en el camino, incluido el cambio de gerentes de campaña. DeSantis ha tratado de posicionarse como una figura más elegible y efectiva al estilo de Trump, al mismo tiempo que destaca su historial como gobernador de Florida. Sin embargo, los seguidores de Trump han permanecido leales al expresidente, y Haley ha logrado atraer a votantes republicanos que buscan una alternativa al favorito.

 

  • Nikki Haley. La exgobernadora de Carolina del Sur representa a un candidato republicano más tradicional, en el espíritu del expresidente George W. Bush, o incluso Ronald Reagan. Defensora del libre mercado con opiniones socialmente moderadas y una política exterior activista, Haley alienta el movimiento del partido republicano hacia una ideología más nacionalista y menos aislacionista. Haley ha estado ganando impulso en las encuestas recientes, tanto a nivel nacional como en estados clave de primarias tempranas como New Hampshire. La campaña del expresidente Trump ha notado el ascenso de Haley y ha comenzado a atacarla directamente, tanto retóricamente como en anuncios televisivos. Más recientemente, Trump y sus seguidores han llegado incluso a cuestionar si Haley, hija de inmigrantes indios a Estados Unidos, podría ser presidenta, afirmando que no es una «ciudadana natural nacida», según lo requerido por la Constitución de EE. UU., ya que sus padres no eran ciudadanos estadounidenses cuando ella nació. Esta afirmación ha sido calificada de «falsa» por numerosas entidades de verificación de hechos, que también han confirmado que nació en Carolina del Sur.

 

  • Vivek Ramaswamy. Empresario y fundador de una compañía farmacéutica, Ramaswamy ha sido una gran sorpresa en una campaña republicana por lo demás poco inspiradora. Un empresario exitoso con habilidades oratorias, Ramaswamy ha tratado de posicionarse como un «trumpista» que adoptó muchas de las posiciones ideológicas del expresidente. Ha surgido como una voz fuerte para las posiciones republicanas en las «guerras culturales» de la nación, adoptando posiciones conservadoras sobre la acción afirmativa, problemas transgénero, aborto y otras batallas sociales y culturales, además de respaldar políticas exteriores nacionalistas y aislacionistas, como poner fin al apoyo financiero de EE. UU. a Ucrania. Aunque ha sido una distracción entretenida y tuvo un breve aumento en las encuestas hace algunos meses, su apoyo ha permanecido estancado, ya que sus votantes son naturalmente seguidores de Trump.

 

  • Donald Trump. El expresidente es el claro favorito en el campo republicano y sigue siendo el candidato con más probabilidades de ganar la nominación. Las encuestas recientes, por primera vez, lo muestran venciendo al presidente Biden en una revancha de elecciones generales, aunque los diversos casos legales que enfrenta ahora podrían crear problemas para él en el futuro. Trump ha reafirmado muchas de sus propuestas políticas más notables, como la lucha contra la inmigración ilegal, la reorganización de la fuerza laboral federal, la reducción de la participación de EE. UU. en el extranjero, así como la imposición de nuevas políticas comerciales arancelarias para impulsar la industria estadounidense. Su fuerte apoyo entre los votantes republicanos sigue siendo formidable y en gran medida sin desafíos.

 

  • Asa Hutchinson. El exgobernador de Arkansas sigue en la carrera, pero apenas registra alguna preferencia en las encuestas y no se le considera un contendiente serio.
Ron-DeSantis-Opp-Blog
Nikki-Haley-Opp-Blog
Vivek-Ramaswamy-Opp-Blog
Donald -Trump-Opp-Blog
Asa-Hutchinson-Opp-Blog

EL CALENDARIO DE LAS PRIMARIAS

El partido republicano seleccionará a 2,469 delegados para elegir a su candidato presidencial. La gran mayoría de ellos se elegirán a través del proceso de primarias que comienza en Iowa el 15 de enero y termina el 4 de junio. Sin embargo, desde Iowa hasta el llamado «Supermartes», el 5 de marzo, cuando 15 estados celebrarán sus elecciones primarias, los dos primeros meses del calendario serán clave para decidir el candidato final o reducir la carrera a un enfrentamiento uno a uno.

 

Con este fin, las dos primeras primarias de este mes en Iowa y New Hampshire serán clave. Iowa es un estado fuertemente conservador y su sistema de caucus, donde los votantes se reúnen en pequeños grupos en todo el estado para debatir y luego votar, sólo permite la participación de republicanos registrados. New Hampshire, por otro lado, incluye votantes republicanos más moderados y, lo que es más importante, es una primaria abierta que incluye a votantes independientes, no solo republicanos, en la cabina de votación. Mientras se espera que el presidente Trump gane cómodamente en Iowa, la carrera clave será por el segundo lugar, probablemente disputado entre DeSantis y Haley. Quien logre el segundo lugar en este importante primer concurso fortalecerá su posición como alternativa a Trump y liderará el camino hacia New Hampshire.

Primary-Calendar-Blog-Opp-2024

HALEY SURGE A EXPENSAS DE DESANTIS

 

Nikki Haley ha surgido en las últimas semanas como la competencia más fuerte a la nominación de Trump. Considerada una candidata republicana más moderada y tradicional en comparación con Trump y DeSantis, Haley se ha posicionado como la alternativa al expresidente, en parte porque atrae a votantes republicanos anti-Trump e independientes a través de su retórica más inclusiva y tradicional reforzada por una sólida política exterior, opiniones sociales moderadas y políticas económicas de libre mercado.

 

En New Hampshire, Haley podría hacer la carrera más interesante. Con un sólido desempeño en Iowa, donde está compitiendo codo a codo con DeSantis en el segundo lugar, podría fortalecer sus posibilidades en New Hampshire, un estado más similar a ella desde el punto de vista ideológico y con votantes independientes, que representan el 40% en ese estado. Las encuestas recientes la ubican ahora en segundo lugar, a solo 7 puntos detrás de Trump, y algunos partidarios del expresidente ya expresan preocupación sobre el resultado allí, debido a la mecánica de la elección y la composición de los votantes en las primarias. Una victoria de Haley en New Hampshire, o un sólido segundo lugar, probablemente la confirmaría como la alternativa a Trump, antes de la primaria de Carolina del Sur el 24 de febrero, su estado natal y donde fue gobernadora. Si bien Carolina del Sur es un bastión conservador con un apoyo importante a Trump, el ascenso de Haley podría asegurarle el respaldo en su estado natal, complicando el camino de Trump hacia la nominación republicana, hasta ahora sin obstáculos aparentes.

 

Iowa es crucial para la campaña de DeSantis. El gobernador de Florida ha invertido recursos financieros sustanciales allí para construir una organización fuerte. Si termina en un sólido segundo lugar, su campaña cobrará nueva vida. Sin embargo, si termina tercero detrás de Haley, sin duda aumentarán las llamadas para que se retire de la carrera, ya que no está claro en qué otro estado, más allá de Iowa, podría ofrecer un buen desempeño.

 

La reciente decisión de Chris Christie de abandonar la carrera probablemente consolidará aún más el voto republicano anti-Trump en torno a un candidato, especialmente para quien emerja en segundo lugar en Iowa.

 

Finalmente, Haley destacó recientemente su ventaja mucho mayor sobre el presidente Biden en una carrera presidencial “cara a cara”, actualmente ganada por Trump. Por ejemplo, en una encuesta reciente del Wall Street Journal, Haley le ganaba a Biden por 17 puntos, mientras que Trump apenas obtuvo una ventaja de 4 puntos.

PERO TRUMP SIGUE SIENDO EL CANDIDATO A DERROTAR

Si bien continúa la búsqueda de una buena alternativa republicana a Trump, y siendo Haley, actualmente, la más probable que asuma ese cargo, en realidad, la carrera sigue siendo la de Trump. Los votantes republicanos le siguen siendo leales, y las encuestas nacionales, por primera vez, lo muestran por delante de Biden en un enfrentamiento hipotético. Hasta ahora, los desafíos legales que enfrenta Trump no han afectado su apoyo en las primarias. Las próximas seis semanas en el proceso de primarias republicanas revelarán si el expresidente disfruta de un camino sin obstáculos hacia la nominación o si surgirán desafíos serios para frenar su victoria.

Scroll al inicio